¿Es bueno tomar mate antes de entrenar?

Los argentinos somos frecuentes consumidores de infusiones, como el mate y el café. Pero, ¿qué pasa a la hora de practicar deportes? Aquí, algunas recomendaciones a tener en cuenta, y una receta para preparar un “Gatorei” casero, para hidratarte mejor -y más barato. Qué pasa al tomar mate antes de entrenar…

Como todos sabemos, para estar bien hidratados se recomienda ingerir -como mínimo- 2 litros de agua por día, y de 3 a 4 litros en condiciones de altas temperaturas y/o gran actividad física. Y aquí aparece el primer punto a tener en cuanta: cuando hablamos de agua estamos hablando de ingerir agua, no en forma de infusiones. Mucha gente confunde este punto e incluye dentro de estos dos litros diarios el agua que toman entre mate, té, café y demás.

Tomar mate antes de entrenar: las contras

¿Cuál es el problema? Todas las infusiones tienen un efecto diurético sobre el organismo; es decir, que nos hacen perder líquidos a través de la orina. Es por eso que no nos hidratan y, no sólo eso, además nos hacen perder mayor cantidad de sales minerales (Sodio, Potasio, Magnesio, etc). Por lo tanto, siempre se debe tomar la cantidad de agua recomendada y, para no perder la costumbre, beber infusiones en forma moderada.

 

¿Qué otras bebidas nos hidratan al igual que el agua?

Las bebidas hipotónicas y las isotónicas sí son recomendadas para tomar en reemplazo de agua, e incluso son necesarias para los deportistas, sobretodo en épocas de mucho calor.

Las bebidas isotónicas son las que contienen entre 60 y 70gr de hidratos de carbono (HdeC) por litro, y ciertos electrolitos como sodio, potasio y cloro; como por ej: Gatorade, Powerade, Lemon Lite, Pulver Power Drink, GU 2O Sport Drink, Hidratón, etc.

Las bebidas hipotónicas contienen menos de 60gr de HdeC/L y valores menores de electrolitos. Por otro lado, existen las bebidas hipertónicas, las cuales contienen concentraciones mayores de HdeC (entre 100 y 150gr/L), por lo tanto no nos hidratan, por ejemplo: gaseosas, jugo de naranja exprimido sin diluir, bebidas energizantes, etc.

 ¿Cómo hacer una bebida isotónica casera?

Mezclando un vaso (200cm3) de jugo exprimido de naranja, pomelo y limón (cuanto más variedad de cítricos, más completo) + 2 cucharaditas (tipo té) de azúcar (para darle sabor más dulce) + un vaso y medio de agua. De esta manera, nos queda una concentración de HdeC al 6% y la fruta nos aporta sodio y potasio, electrolitos imprescindibles para prevenir la aparición de calambres musculares.

Es frecuente ver a deportistas de fondo, como por ejemplo triatletas o maratonistas, que presentan calambres musculares durante una competencia aunque consuman grandes cantidades de bebidas con electrolitos (ej: Gatorade o Powerade) durante la misma. Lo importante es no solo tomar estos líquidos en la carrera, sino también durante los entrenamientos, para llegar al día de la competencia con los niveles de electrolitos en sangre lo mejor posible. No sirve de nada cuidarnos solo el día de la competencia porque ya es tarde.

Silvana Calcagno
Lic. en Nutrición y triatleta Ironman.

 

Fuente: Atletas.info